Kronos, el Tártaro y un Espacio sin Tiempo: Evangelina Bomparola Invierno 2013

Para esta temporada Evangelina Bomparola tomó de la mitología griega el encierro de Kronos en el Tártaro, y a partir de esta historia jugó con el tiempo y el deseo. La contención y la explosión de formas y detalles que se gestan en la oscuridad y transitan hacia la luz. Un juego que transcurre en un espacio sin tiempo y se traduce en formas femeninas, holgadas y rígidas. 

El equilibrio aparece aquí como una respuesta entre calidad y cantidad, y el tiempo, representado por el reloj, se sirve de los números para contener una explosión de sensaciones que solo se pueden comprender a partir de un devenir de acontecimientos, y que no tiene constancia a partir de la percepción sino precisamente a partir del hecho de que no puede pensarse la posibilidad de ninguna percepción sino es suponiendo que ésta se de ya en el tiempo.

Es por este motivo que una de las más reconocidas diseñadoras argentinas deja de lado el reloj, el contenedor, y toma el tiempo para permitirse, valga la redundancia, vivir un espacio sin tiempo para crear una colección que plasme este desmembramiento en una silueta que oscila entre la rigidez y la languidez.

Evangelina-Bomparola-Invierno2013.jpg

 Ahora bien, volvamos de la etapa filosófica y dejemos de lado las influencias hegelianas y mitológicas para hablar de la parte tangible de esta Colección. Entre los aspectos que más se destacan, la incorporación del peplum al estilo Bomparola toma las riendas de las prendas y, a pesar de la marcada cintura, hace que el todo sea lo importante.

Para este invierno tenemos pocos escotes, pero espaldas muy pronunciadas. Prendas con tajos y recortes transversales y mangas tulip en vestidos, camisas y tops. En cuanto a la paleta de colores, la diseñadora, fiel amiga del negro, vuelve a sus raíces pero con destellos fugaces de rojos, blancos y metalizados. Mención especial merecen las prendas en negro con trabajos en texturas metálicas que representan muy bien lo rígido y lo mitológico. En los pies, botinetas en punta con taco aguja y talon en abundancia, en negro

En fin, me permito citar una frase de Hegel que hace alusión al tema en cuestión: "El tiempo es una intuición pura o una forma a priori, trascendental de la sensibilidad, y constituye (junto con el espacio) la forma de toda percepción posible desde el punto de vista de la sensibilidad". Evangelina se abstrajo y con conceptos filosóficos y míticos creo una colección que no solamente sirve para embellecer la figura, sino que nos permite contar una historia en cada paso, en cada mirada y en cada momento. 

EvangelinaBomparola-2013Invierno.jpg