#NoName: Evangelina Bomparola Invierno 2014

En la historia del pensamiento filosófico la razón ha estado teñida de color, una manifestación cultural que en Evangelina Bomparola se expresa como vitalidad, ambición, coraje y optimismo. Su Colección Invierno 2014 #NoName, tal como señala la palabra en inglés, no recibe ningún nombre, o podría recibirlos todos, dependiendo de dónde estemos parados y de que color lo miremos ¿No?

Esta antología de invierno es sin dudas una "Ilustración" entendida con la concepción clásica del término, pero aplicada a nuestra era con todas nuestras particularidades. La decisión de hacer público el uso de la razón, en esta esfera, hace que uno salga de la minoría que por pereza, o vileza, permanece durante toda su vida presa de las ataduras sociales. La cultura es un elemento de feminización, pero en si mismo no es femenina ni masculina. La función que realiza es la de inducir lo femenino, desarrollarlo y hacerlo percibir. La lucha entre el hombre y la mujer tiene un lugar concreto.

Evangelina-Bomparola-Invierno-2014-No-Name.jpg

Quizás estas ideas sobre el hombre, la mujer, la cultura y la razón, pensamientos que vienen directo de Immanuel Kant, nos ayuden un poco a descifrar la última Colección de Evangelina Bomparola. El desafío está en encontrar todas estas características impresas en sus prendas.

Una pregunta importante que debemos hacernos es ¿Quién define lo masculino y lo femenino? No parece mucho que esto se pueda definir con exactitud por que tiene que ver mucho con las normas y costumbres, sin embargo, el acercamiento de ambos es posible y una mujer más fuerte y poderosa se personifica a en violetas, con corbatas, bolsillos y cuellos.

Esta vez Evangelina pone todo el significado en los colores y en lo que estos transmiten: En negro, el color más enigmático y asociado al miedo, la diseñadora representa el poder, la fortaleza y la intransigencia. En rojo simboliza el poder y la confianza de las mujeres, y en blanco, paz y confort.  La combinación de sedas, cueros, brocatos y jacquards están marcadas por una paleta de colores reducida pero con amplia connotación, el violeta finalmente, como representante de las mujeres fuertes, poderosas e intuitivas.

Con una fuerte relación con su pasado invierno, Bomparola, vuelve a jugar con la masculinidad femenina a través de detalles que lo son todo.