Evangelina Bomparola Fall 2019

BUENOS AIRES - Este invierno Evangelina Bomparola se sumerge en la inmensidad del cosmos para componer una antología de prendas que bien podrían leerse en cualquier orden, pero con un único denominador común: “seducción en los detalles”. La colección marca los hombros, vuela las blusas y deja asomar una composición de texturas que conviven entre sí: el cuero, la seda, los flecos, las plumas de avestruz, los bordados y los paillettes. Sin dudas, Bomparola ha logrado una figura absolutamente femenina, adaptando las tendencias a una línea más comercial y atractiva para la mujer argentina.

#NoName: Evangelina Bomparola Invierno 2014

En la historia del pensamiento filosófico la razón ha estado teñida de color, una manifestación cultural que en Evangelina Bomparola se expresa como vitalidad, ambición, coraje y optimismo. Su Colección Invierno 2014 #NoName, tal como señala la palabra en inglés, no recibe ningún nombre, o podría recibirlos todos, dependiendo de dónde estemos parados y de que color lo miremos ¿No?

Esta antología de invierno es sin dudas una "Ilustración" entendida con la concepción clásica del término, pero aplicada a nuestra era con todas nuestras particularidades. La decisión de hacer público el uso de la razón, en esta esfera, hace que uno salga de la minoría que por pereza, o vileza, permanece durante toda su vida presa de las ataduras sociales. La cultura es un elemento de feminización, pero en si mismo no es femenina ni masculina. La función que realiza es la de inducir lo femenino, desarrollarlo y hacerlo percibir. La lucha entre el hombre y la mujer tiene un lugar concreto.

Evangelina-Bomparola-Invierno-2014-No-Name.jpg

Quizás estas ideas sobre el hombre, la mujer, la cultura y la razón, pensamientos que vienen directo de Immanuel Kant, nos ayuden un poco a descifrar la última Colección de Evangelina Bomparola. El desafío está en encontrar todas estas características impresas en sus prendas.

Una pregunta importante que debemos hacernos es ¿Quién define lo masculino y lo femenino? No parece mucho que esto se pueda definir con exactitud por que tiene que ver mucho con las normas y costumbres, sin embargo, el acercamiento de ambos es posible y una mujer más fuerte y poderosa se personifica a en violetas, con corbatas, bolsillos y cuellos.

Esta vez Evangelina pone todo el significado en los colores y en lo que estos transmiten: En negro, el color más enigmático y asociado al miedo, la diseñadora representa el poder, la fortaleza y la intransigencia. En rojo simboliza el poder y la confianza de las mujeres, y en blanco, paz y confort.  La combinación de sedas, cueros, brocatos y jacquards están marcadas por una paleta de colores reducida pero con amplia connotación, el violeta finalmente, como representante de las mujeres fuertes, poderosas e intuitivas.

Con una fuerte relación con su pasado invierno, Bomparola, vuelve a jugar con la masculinidad femenina a través de detalles que lo son todo.

Kronos, el Tártaro y un Espacio sin Tiempo: Evangelina Bomparola Invierno 2013

Para esta temporada Evangelina Bomparola tomó de la mitología griega el encierro de Kronos en el Tártaro, y a partir de esta historia jugó con el tiempo y el deseo. La contención y la explosión de formas y detalles que se gestan en la oscuridad y transitan hacia la luz. Un juego que transcurre en un espacio sin tiempo y se traduce en formas femeninas, holgadas y rígidas. 

El equilibrio aparece aquí como una respuesta entre calidad y cantidad, y el tiempo, representado por el reloj, se sirve de los números para contener una explosión de sensaciones que solo se pueden comprender a partir de un devenir de acontecimientos, y que no tiene constancia a partir de la percepción sino precisamente a partir del hecho de que no puede pensarse la posibilidad de ninguna percepción sino es suponiendo que ésta se de ya en el tiempo.

Es por este motivo que una de las más reconocidas diseñadoras argentinas deja de lado el reloj, el contenedor, y toma el tiempo para permitirse, valga la redundancia, vivir un espacio sin tiempo para crear una colección que plasme este desmembramiento en una silueta que oscila entre la rigidez y la languidez.

Evangelina-Bomparola-Invierno2013.jpg

 Ahora bien, volvamos de la etapa filosófica y dejemos de lado las influencias hegelianas y mitológicas para hablar de la parte tangible de esta Colección. Entre los aspectos que más se destacan, la incorporación del peplum al estilo Bomparola toma las riendas de las prendas y, a pesar de la marcada cintura, hace que el todo sea lo importante.

Para este invierno tenemos pocos escotes, pero espaldas muy pronunciadas. Prendas con tajos y recortes transversales y mangas tulip en vestidos, camisas y tops. En cuanto a la paleta de colores, la diseñadora, fiel amiga del negro, vuelve a sus raíces pero con destellos fugaces de rojos, blancos y metalizados. Mención especial merecen las prendas en negro con trabajos en texturas metálicas que representan muy bien lo rígido y lo mitológico. En los pies, botinetas en punta con taco aguja y talon en abundancia, en negro

En fin, me permito citar una frase de Hegel que hace alusión al tema en cuestión: "El tiempo es una intuición pura o una forma a priori, trascendental de la sensibilidad, y constituye (junto con el espacio) la forma de toda percepción posible desde el punto de vista de la sensibilidad". Evangelina se abstrajo y con conceptos filosóficos y míticos creo una colección que no solamente sirve para embellecer la figura, sino que nos permite contar una historia en cada paso, en cada mirada y en cada momento. 

EvangelinaBomparola-2013Invierno.jpg