Por Encima de la Rodilla

BUENOS AIRES - Por encima de la rodilla, aún en mayo. Carla Peterson elige un look controversial en la presentación de su nueva tira en Telefe "100 días para enamorarse", lleva un vestido de pailliettes azul con un bordado floral de Guevara Ocampo junto con las botas "Rita" de Valdez (piezas que funcionarían bien por separado, pero juntas hacen ruido). Por su lado Oriana Sabatini luce (un poco incómoda) un minidress, mangas largas y escote profundo de María Vazquez junto con las sandalias "Ina" de Ricky Sarknay.

De rosa y salmón: Andrea Frigerio en la inauguración de la tienda de Paule Ka en Buenos Aires luce un vestido tejido de mangas largas de la etiqueta junto a stilettos de charol negro y en punta de Prada. Flor de la Ve por su parte en la televisión con un vestido de punto de Alexander McQueen junto con los pumps de serpiente "Tribtoo Two" de Saint Laurent.

Finalmente Flor Torrente en la Alfombra Roja de "Cuando dejes de quererme" en Madrid lleva una camisa de seda estampada y una mini falda con volantes de rafia de Juan Vidal con los stilettos "Saffiano" de Prada, mientras Carolina "Pampita" Ardohain eligía las transparencias de Marcelo Giaccobe en la presentación de la Bella y La Bestia en Alvear Palace.

Carla Peterson luce Marcelo Giacobbe Spring-Summer 2012/13 en Cannes

Carla Peterson aprovechó su momento en Cannes para lucir una cantidad de modelos de diseñadores Argentinos. Caminó por la alfombra roja en un vestido con un escote profundo de Gabriel Lage y eligió para la portada de la Revista ¡Hola! Argentina un vestido de la Colección Primavera-Verano 2012/13 de Marcelo Giacobbe.

Carla-Perterson-Cannes-Marcelo-Giacobbe-Verano-2013-Spring-2013 1740x1708.jpg

Marcelo Giacobbe se sumergió en los mitos que rodean a la ciudad de Mar del Plata para fundar los ejes principales que delimitan su Colección Primavera-Verano 2012/2013. La fantasía de una sirena que habita las profundidades del Atlántico Sur es contrastada con la popularidad de las playas de la ciudad y el bienestar que la caracterizó durante los años '50. Como símbolo del ocio tomó el casino y el imaginario de vestidos opulentos y a la vez únicos, altamente recargados, como si cobraran vida debajo de las luces del establecimiento.

La fusión de tipologías también forma parte de su línea de verano, de tal manera que es fácil identificar camisas/vestidos, faldas/pantalones, y sacos/ropa de playa. Manteniendo siempre al océano como inspiración, es sencillo reconocer las texturas de las cintas alineadas que representan las olas del mar, mientras que los bordados hacen alusión a las estrellas de mar y corales que se posan sobre las prendas.

Marcelo-Giacobbe-Primavera-Verano-2012-2013-Desfile.jpg