C H A N E L • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

PARIS – Esta vez el escenario del Fashion Show de Chanel tuvo lugar entre mesas de ruleta y black jack: El Casino Chanel. Si bien en un principio estaba desierto, con mesas vacías y un espacio que vibraba por una espeluznante intensidad subsónica, todo cambió cuando la actríz Kristen Stewart surgió de la nada para acercarse a una de las mesas. Inmediatamente despúes el pelotón de musas de Karl comenzó a pisar la pasarela: Geraldine Chaplin, Rinko Kiku Chi, Rita Ora, Lara Stone, Vanessa Paradis, Stella Tennat y por último Julianne Moore. Cada una llevaba un traje que Lagerfeld había diseñado especialmente para ellas.

La colección recorrió grandes íconos de Chanel; la chaqueta de tweed sin costura, la más emblemática de la maison, fue recreada con diversas técnicas y materiales. La colección tuvo un asboluto deje siniestro, todo oscuro con ribetes y encajes, volados y apliques. Hombros de formas anchas dijieron presente en una antología que se remitía a 1930 y su constante estado de exploración. Un show que comenzó con las formas clásicas y terminó por acentuar lo couture, repleta de prendas intervenidas con láseres y manipuladas en su forma con telas acolchonadas.

El casino, el juego, sirvió de metáfora para recrear los mercados de dinero en el mundo. Karl buscó nuevamente una manera de romper con la idea clásica de la moda, y de esta manera personaliza las problemáticas que nos rodean.