V A L E N T I N O • 2016 Spring Haute Couture Shows

PARIS – En sus propias palabras, Maria Graziua Chiuri y Pierpaolo Piccioli sostuvieron que el Couture de Valentino era como escuchar una lección de historia del arte italiano, y a decir verdad, esta es una declaración que goza de mucha exactitud. 

Si bien no hay cosas nuevas en demasía, la maison, logra reinterpretar su clásicos y también los de principio del siglo 20, el romanticismo de Venecia y los vestidos Delphos. Terciopelo envejecido, ninfas descalzas y serpientes de metal se retuercen entre las prendas que hacen alusión a las celebraciones paganas italianas.

Hay algo muy reconocible sobre un vestido de Valentino en la actualidad, y eso es lo que le otorga su longitud, aparentemente recatada, aunque en un montón de gasa y transparencias, más unos escotes griegos y una mano de obra romanada que hace con la tela que cada vestido sea una paradoja de simplicidad juvenil elaborado con mano antigua.