J A V I E R S A I A C H • Historias de Backstage - Haute Couture Spring 2016

BUENOS AIRES – Ninfas de agua dulce… las leyendas sobre las Nayades nos hablan de jóvenes bellas que solían enamorar a los mortales con su gracia y belleza. Mujeres que a pesar de su imagen inalcanzable eran, de todas formas, mortales.  Javier Saiach logra captar este mito y convertirlo en cuento absoluto.

En su historia, un palacio adornado en blancos y oros es el espacio perfecto para sentirse rodeado de ninfas, encanto y divinidad. El relato se oyó desde lugares inhóspitos y cada caminata robaba un suspiro. La modelo Dafne Cejas abrió el camino en un incesante pasar sobre zapatos super high de Lucino Marra y exquisitas coronas realizadas por Maximiliano Jitrix. La colección, alta costura propiamente dicha se demarcó en los géneros deluxe, organza natural, apliques en flores bordadas y micro tul bordado en hilo de seda.

Este ha sido sin dudas un excelente comiendo de Argentina Fashion Week desde el Centro Naval de Buenos Aires. En imágenes un poco sobre el Backstage, momentos robados por Michelle Balietti.

Photos © Michelle Ballieti para Diez Pasarelas

V A L E N T I N O • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

ROMA - Valentino es Roma, y Roma es el centro neurálgico de Valentino. Es la ciudad donde el Sr. Valentino Garavani fundó su casa de alta costura en 1960, y medio siglo después se convirtió en lo que es hoy. Y Roma sigue siendo aún, su base (Incluso a pesar de París). Tanto es así que Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli llevan la herencia italiana al Haute Couture.

Con la puesta del sol en las paredes ocres de la Piazza Mignanelli (y lugareños asomándose por las ventanas) el Fashion Show dio lugar a un increíble conjunto de prendas, un poco de negro remitía a lo siniestro de Roma, acompañado de llamativos colgantes de oro de Alessandro Gaggio. Flores de cuero, capas de tul transparente, botas de gladiador y mini vestidos de encaje añadieron sustancia.

Las colección estuvo marcada por la simbología, todo hizo referencia a la roma imperial; un águila sostuvo una cinta roja con su pico en el primer vestido de la colección, tallos de trigo en un vestido de encaje bordado. Un historiador podría deleitarnos con incontables mitos y leyendas, todo pareció tener una conexión impensable. Sin dudas un conjunto que hace honor a la maison.

C H A N E L • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

PARIS – Esta vez el escenario del Fashion Show de Chanel tuvo lugar entre mesas de ruleta y black jack: El Casino Chanel. Si bien en un principio estaba desierto, con mesas vacías y un espacio que vibraba por una espeluznante intensidad subsónica, todo cambió cuando la actríz Kristen Stewart surgió de la nada para acercarse a una de las mesas. Inmediatamente despúes el pelotón de musas de Karl comenzó a pisar la pasarela: Geraldine Chaplin, Rinko Kiku Chi, Rita Ora, Lara Stone, Vanessa Paradis, Stella Tennat y por último Julianne Moore. Cada una llevaba un traje que Lagerfeld había diseñado especialmente para ellas.

La colección recorrió grandes íconos de Chanel; la chaqueta de tweed sin costura, la más emblemática de la maison, fue recreada con diversas técnicas y materiales. La colección tuvo un asboluto deje siniestro, todo oscuro con ribetes y encajes, volados y apliques. Hombros de formas anchas dijieron presente en una antología que se remitía a 1930 y su constante estado de exploración. Un show que comenzó con las formas clásicas y terminó por acentuar lo couture, repleta de prendas intervenidas con láseres y manipuladas en su forma con telas acolchonadas.

El casino, el juego, sirvió de metáfora para recrear los mercados de dinero en el mundo. Karl buscó nuevamente una manera de romper con la idea clásica de la moda, y de esta manera personaliza las problemáticas que nos rodean.

J E A N P A U L G A U L T I E R • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

Con sombreros tradicionales, vestidos voluminosos, texturas de encajes y el clásico detalle a rayas, Jean Paul Gaultier, transportó el paquete de moda de Gran Bretañá al Grand Palais de París. Una colección inspirada en la ropa folclórica de bretón, con sensuales terciopelos y bordados en oro.

Jean-Paul-Gaultier-Fall-2016-Haute-Couture-Alta-Costura

El espectáculo marco una especie de retorno a la forma de Gaultier, una pasarela inundada en jerseys de marinero. Se podría argumentar que la región costera, fue uno de los indicadores más evidentes de la marca. Sin embargo, más allá de ellos, los bordados folclóricos, especialmente los realizados en oro amarillo brillante, añadieron una gama de color a los abrigos y blazers.

La región es famosa por su historia del traje y es por este motivo que Gaultier incorporó ropas fúnebres, formas de denlantales, chales y tocados dramáticos. Experimentó con las formas cuadradas, peplum origami y una serie de smokins. Así es como este Fashion Show se convirtió no solo en una pasarela para mostrar su colección, sino en una celebración.

G E O R G E S C H A K R A • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

PARIS –  Al igual que nosotros, probablemente usted también se sorprenda cuando le digamos que el pelo anaranjado de repente está de moda… La semana de la Alta Costura en París normalmente crea una especie de lujuria pura e inspiración infinita, pero los toques de color cuasi anaranjado en las cabelleras de las modelos que caminaron a lo largo del Fashion Show de Georges Chakra fue algo que no nos veíamos venir, sobre todo cuando las reminiscencias nos llevan casi a 1950.

Esta colección ha tenido innumerables ejes inspiracionales, no solo se remite a la figura femenina de los años 50, sino que también nos lleva más cerca del 1900 y hace una parada en la década de los 20 para sumergirse en los ritmos del Charleston. Con esto quiero decir que hay una marcada silueta femenina, con peso, movimiento y elocuencia.

La etapa crucial para la Alta Costura francesa parece haber servido como base para demarcar las cinturas y aprovechar el uso de los guantes para exaltar no solo la elegancia y el glamour, sino también la seducción. Vestidos bordados en paillettes y cristales desfilaron junto con transparencias, y una sucesión de negros se decantó en tonos borgoña, que luego dieron lugar a los verdes y las espaldas descubiertas. Las faldas amplias y largas impactaron junto con talles ceñidos, hombros estrechos y escotes amplios, los plateados combinaron muy bien con grandes colas bordadas en infinitas piedras que dieron el toque final. Los cortes transversales y los recursos drapeados coronaron la noche.

El espíritu de la época estuvo no solo en las prendas sino en el caminar de las modelos, que con sutileza y femineidad desfilaron por la pasarela azul al estilo europeo en cuanto a velocidad pero con una marcada impronta pin-up. ¿Mostrar o no mostrar? el juego de sutilezas se desarrolló en todo momento, hombros al descubierto pero brazos tapados, faldas increíblemente largas, pero absolutamente transparentes ¿Será acaso que el diseñador libanés quiso dejar en claro que esta antología de prendas estaba totalmente relacionada con la “Epoca de la Despreocupación”?

En palabras del diseñador pareciera que si, de hecho esto puede observarse en un solo vestido en toda su plenitud, una gran falda transparente con cristales bordados, bustier verde con flores, y un escote en transparencia combinado con guantes de cuero negro y un recogido batido…  “I design and create in order to expose a woman’s contradictory personality – She seduces with her discreet allure while at the same time through her innate sensuality, shows us her ability to rule through silent presence. The woman should be at the same time angelic and feel absolutely seductive”