V A L E N T I N O • 2016 Spring Haute Couture Shows

PARIS – En sus propias palabras, Maria Graziua Chiuri y Pierpaolo Piccioli sostuvieron que el Couture de Valentino era como escuchar una lección de historia del arte italiano, y a decir verdad, esta es una declaración que goza de mucha exactitud. 

Si bien no hay cosas nuevas en demasía, la maison, logra reinterpretar su clásicos y también los de principio del siglo 20, el romanticismo de Venecia y los vestidos Delphos. Terciopelo envejecido, ninfas descalzas y serpientes de metal se retuercen entre las prendas que hacen alusión a las celebraciones paganas italianas.

Hay algo muy reconocible sobre un vestido de Valentino en la actualidad, y eso es lo que le otorga su longitud, aparentemente recatada, aunque en un montón de gasa y transparencias, más unos escotes griegos y una mano de obra romanada que hace con la tela que cada vestido sea una paradoja de simplicidad juvenil elaborado con mano antigua.

V A L E N T I N O • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

ROMA - Valentino es Roma, y Roma es el centro neurálgico de Valentino. Es la ciudad donde el Sr. Valentino Garavani fundó su casa de alta costura en 1960, y medio siglo después se convirtió en lo que es hoy. Y Roma sigue siendo aún, su base (Incluso a pesar de París). Tanto es así que Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli llevan la herencia italiana al Haute Couture.

Con la puesta del sol en las paredes ocres de la Piazza Mignanelli (y lugareños asomándose por las ventanas) el Fashion Show dio lugar a un increíble conjunto de prendas, un poco de negro remitía a lo siniestro de Roma, acompañado de llamativos colgantes de oro de Alessandro Gaggio. Flores de cuero, capas de tul transparente, botas de gladiador y mini vestidos de encaje añadieron sustancia.

Las colección estuvo marcada por la simbología, todo hizo referencia a la roma imperial; un águila sostuvo una cinta roja con su pico en el primer vestido de la colección, tallos de trigo en un vestido de encaje bordado. Un historiador podría deleitarnos con incontables mitos y leyendas, todo pareció tener una conexión impensable. Sin dudas un conjunto que hace honor a la maison.