V A L E N T I N O • 2016 Spring Haute Couture Shows

PARIS – En sus propias palabras, Maria Graziua Chiuri y Pierpaolo Piccioli sostuvieron que el Couture de Valentino era como escuchar una lección de historia del arte italiano, y a decir verdad, esta es una declaración que goza de mucha exactitud. 

Si bien no hay cosas nuevas en demasía, la maison, logra reinterpretar su clásicos y también los de principio del siglo 20, el romanticismo de Venecia y los vestidos Delphos. Terciopelo envejecido, ninfas descalzas y serpientes de metal se retuercen entre las prendas que hacen alusión a las celebraciones paganas italianas.

Hay algo muy reconocible sobre un vestido de Valentino en la actualidad, y eso es lo que le otorga su longitud, aparentemente recatada, aunque en un montón de gasa y transparencias, más unos escotes griegos y una mano de obra romanada que hace con la tela que cada vestido sea una paradoja de simplicidad juvenil elaborado con mano antigua.

A R MA N I P R I V É • Haute Couture Shows Spring 2016

PARIS - A lo largo de los años Giorgio Armani ha logrado que Armani Privé se convierte en una insignia dominante en la Alfombra Roja de Hollywood, sus vestidos cumplen con todos los requisitos para honrar las reglas no escritas de la convención de los Oscar. Esta colección ondula entre 1930 y 1990, con influencias que denotan un gran trabajo de investigación de archivos.

El color de su temporada sin dudas fue el "Malva" (aunque la manera de pronunciar esta palabra en inglés generó un gran desacuerdo entre periodistas norteamericanos e ingleses) de todos modos, las semitransparencias y el flounce, pantalones con vueltas, más formas experimentales dominaron la pasarelas. Todo estuvo a punto en combinación de colores, salvo un vestido de lentejuelas negro que hizo de disparador de patrones.

Armani Prive Couture Spring 2016

C H A N E L • Haute Couture Shows Spring 2016

PARÍS - Esta vez Karl Lagerfeld transforma el Grand Palais de París en un jardín de lujo para presentar su Colección Spring 2016 de Alta Costura para Chanel inspirada en la serenidad eco-consciente Zen. De esta manera la maison deja detrás el bullicioso aeropuerto para sumergirnos en exuberantes prados verdes y jardinería minimalista con estanques de agua y un pabellón de madera.

El Haute Couture de Chanel introdujo, además de elementos de lujo, técnicas de producción que generaron una solidez ecológica, incrustaciones de oro y lentejuelas geométricas que se adaptaron fácilmente a la rigidez y fluidez de las prendas fuertes de esta temporada. Esta ha sido una propuesta pensada en la sostenibilidad del medio ambiente, adaptando el lujo a la conciencia.

Chanel Spring 2016

A T E L I E R V E R S A C E • Haute Couture Shows Spring 2016

PARÍS - Bajo el mando de Donatella Versace, Atelier Versace ha conseguido glorificar las curvas del cuerpo femenino a través de la ropa. En sus últimas colecciónes, la etiqueta a tomado un giro en cuanto a la historia y la mujer que refleja, dejando lejos la idea de una super estrella de rock para decantar en una confección refrescante con glamour urbano, femenina pero sin perder el dejo de sensualidad que tanto caracteriza a esta casa.

Aun así, con nuevos aires, esta colección fue una muestra de la vieja escuela llena de cortes, curvas, recortes, paneles y por sobre todo mucha piel. Sastrería en blancos ópticos con confección en geométricas asimétricas, cuerdas, tirantes trenzados y cristales Swarovski.

C H A N E L • Haute Couture Shows Automne-Hiver 2016

PARIS – Esta vez el escenario del Fashion Show de Chanel tuvo lugar entre mesas de ruleta y black jack: El Casino Chanel. Si bien en un principio estaba desierto, con mesas vacías y un espacio que vibraba por una espeluznante intensidad subsónica, todo cambió cuando la actríz Kristen Stewart surgió de la nada para acercarse a una de las mesas. Inmediatamente despúes el pelotón de musas de Karl comenzó a pisar la pasarela: Geraldine Chaplin, Rinko Kiku Chi, Rita Ora, Lara Stone, Vanessa Paradis, Stella Tennat y por último Julianne Moore. Cada una llevaba un traje que Lagerfeld había diseñado especialmente para ellas.

La colección recorrió grandes íconos de Chanel; la chaqueta de tweed sin costura, la más emblemática de la maison, fue recreada con diversas técnicas y materiales. La colección tuvo un asboluto deje siniestro, todo oscuro con ribetes y encajes, volados y apliques. Hombros de formas anchas dijieron presente en una antología que se remitía a 1930 y su constante estado de exploración. Un show que comenzó con las formas clásicas y terminó por acentuar lo couture, repleta de prendas intervenidas con láseres y manipuladas en su forma con telas acolchonadas.

El casino, el juego, sirvió de metáfora para recrear los mercados de dinero en el mundo. Karl buscó nuevamente una manera de romper con la idea clásica de la moda, y de esta manera personaliza las problemáticas que nos rodean.