B A L M A I N Spring 2016

PARIS - El Fashion Show de Olivier Rousteing para Balmain se ha convertido en un imán para todos los fans y paparazzis, a tal grado que la policía tuvo que cerrar la calle de entrada del Hotel Intercontinental para evitar inconvenientes. Sin Kim Kardashian ni Kanye West en la primera fila, la escena interior era mucho más tenue que la temporada pasada. Aunque para las redes sociales Rousteing no esta al nivel del clan Kardashian, en materia de diseñadores, pocos pueden tocarlo. Solo Jeremy Scott (Moschino) y Ricardo Tisci (Givenchy) se acercan.

La cantidad de seguidores online lo han convertido en el candidato ideal para una colaboración especial con H&M que saldrá a la venta el próximo mes. A minutos de su show de primavera Rousteing dijo de manera explícita "Mientras que esta presentación de 15 minutos está diseñada para crear impresiones y reacciones fuertes, lo ciertos que es los diseños dejaran marca dentro de los seis meses".

Para esta temporada Olivier ha atentado el color para centrarse en los tonos nude, un macramé completo como siempre con cristales y perlas, volados con gradas y cascadas  en plissé de seda super extravagantes que acompañaron figuras cargadas de cortes y paneles con cinturones ciñendo las cinturas.